27 de noviembre de 2010

iGod en Stanford: Stay Hungry, Stay Foolish


Ha llovido ya un poco desde que Steve Job
s diese este discurso en la ceremonia de graduación de Stanford en 2005. Sigo pensando que quizás es el mejor discurso que he escuchado nunca.

Da excelentes consejos no sólo a alumnos de empresariales que hayan acabado sus estudios, sino para cualquiera de nosotros

Destaco algunas frases e ideas de las tres historias que cuenta Jobs:

Historia 1: sobre conectar los puntos.
“Por supuesto, era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en clase, pero fue muy claro al mirar atrás diez años más tarde” […] “No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás” […] “Tenéis que confiar que los puntos se conectarán en el futuro” […] “Porque creer que los puntos unirán te darán la confianza de seguir a tu corazón”.

Historia 2: sobre el amor y la pérdida
“[el que me echaran de Apple] fue un fracaso muy notoria e incluso pensé en huir del valle. Pero algo empezó a abrirse paso en mí: aún amaba lo que hacía” […] “No lo vi entonces, pero resultó que ser echado de Apple fue lo mejor que me podía haber pasado” […] “a veces la vida te va a dar con un ladrillo en la cabeza. No perdáis la fe” […] “estoy convencido de que lo único que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía. “Tenéis que encontrar lo que amáis” […] “si aun no lo habéis encontrado, seguid buscando. No os detengáis”.

Historia 3: sobre la muerte
“si hoy fuese el último día de mi vida ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?” […] Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón”. “Vuestro tiempo es limitado, así que no lo gastéis viviendo la vida de otro” […] “Y lo más importante: tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición. De algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser. Todo lo demás es secundario”.

STAY HUNGRY. STAY FOOLISH.

Aquí tenéis el texto íntegro original en inglés y español.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno. Genial.
Gracias.

Anónimo dijo...

Utópico. Es una de esas cosas "inspiradoras" que suenan muy bien y son muy bonitas pero que sólo le pueden (o no) funcionar a gente muy excepcional como Steve Jobs. Excepcional por su inteligencia, su "instinto", su personalidad, su capacidad de convicción, etc.

La inmensa mayoría de la gente no somos excepcionales sino medianías o mediocres y si nos dedicáramos "a perseguir nuestros sueños" nos estrellaríamos inmisericordemente.

Juan Morillo Bentué dijo...

Yo creo que incluso a ser brillante se aprende. A todo se puede aprender. Lo único que es necesario son las ganas, la voluntad, “el hambre” del que habla Jobs. De hecho, Steve Jobs de joven era el prototipo de “persona mediocre sin futuro”.

Lo cual no significa que no te vayas a equivocar por el camino. El propio Jobs cuenta que fracasó notablemente cuando lo echaron de Apple. Fue un fracaso monumental y con más repercusión mediática de la que tendrá cualquier error que nosotros hagamos. Pero se recuperó rápido y siguió adelante. Esa creo que es una de las enseñanzas/consejos de Jobs.

saludos